Listar artículos AT-0079/2015

PROMOCIÓN DE LA EMPRESA SALUDABLE: TABAQUISMO

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

 

Entre los diferentes aspectos en los que la promoción de la empresa saludable pretende incidir de manera clara, está el tabaquismo, debido al enorme riesgo para la salud que supone este hábito. Más que un hábito podríamos definirlo como adicción, provocada fundamentalmente por uno de los componentes del tabaco: la nicotina.
A día de hoy no existe una opinión común acerca de la dependencia física que provoca la nicotina en los fumadores. El escritor Allen Carr, famoso por su libro de autoayuda “The easy way to stop smoking” decía que aunque existente una dependencia física a la nicotina, ésta es más leve de lo que pueda aparentar, estando multiplicada realmente por factores sociales.
Otro de los aspectos fundamentales que dificultan el abandono del tabaco está en los efectos antidepresivos y del alivio sintomático de la ansiedad que genera la propia nicotina. En la actualidad, ésta no se utiliza en farmacia ya que a mediados del siglo pasado se descubrieron antidepresivos más eficaces, que no crean adicción.
Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo. En Europa el tabaquismo provoca 1,2 millones de muertes. Su consumo está relacionado con la aparición en el organismo de al menos 29 enfermedades respiratorias y cardiovasculares, entre las cuales 10 son diferentes tipos de cáncer. El tabaco es el responsable en el 90% de las muertes por cáncer de pulmón. Sólo en España provoca 50 mil muertes, mucho más que el consumo de todas las drogas ilegales juntas.
El tabaquismo afecta no solo al trabajador que lo padece y a su empresa sino al conjunto de la sociedad. La Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco; establece en su artículo 7, la prohibición total de fumar, además de en aquellos lugares definidos en la normativa de las Comunidades Autónomas, entre otros apartados, en todos los centros de trabajo públicos y privados, salvo en los espacios al aire libre.
Entre las actuaciones que puede desarrollar la empresa saludable en relación con el tabaquismo destacan:
  • La información de los riesgos a todos los trabajadores.

  • Los programas de deshabituación tabáquica en la empresa, realizados en colaboración con el Servicio de Prevención que tengan contratado.

Conocida la dificultad para dejar este hábito/adicción vamos a enumerar una serie de consejos para ajustar su consumo durante la jornada laboral.
  • En primer lugar si el trabajador desea reducir el consumo durante la jornada laboral, éste deberá marcarse un objetivo que sea capaz de alcanzar. Tratando de aumentar el objetivo cada vez que se consiga el anterior.

  • Ser consciente del objetivo marcado, para evitar fracasos que no nos dejarán alcanzar la meta.

  • Adaptar el objetivo a las circunstancias de la jornada laboral y a las diferentes tareas a ejecutar.

  • Marcarse una fecha para comenzar con la búsqueda del objetivo.

  • Tomarse muy en serio el objetivo marcado comprometiéndose con éste, para evitar fracasos que arraigarán la idea de que lograrlo es imposible.

  • Evitar soluciones fáciles. Para lograr ajustar el consumo se necesita ánimo, voluntad y determinación.

La concienciación de los efectos desfavorables que se asocian al consumo de cigarrillos ha ido aumentando en los últimos años. La promoción de la empresa saludable pretende ser una herramienta más para la lucha de nuestra sociedad contra el tabaquismo.
Entre los tratamientos para dejar de fumar tenemos la restitución de nicotina. Para ello, el tabajador debería sustituir el consumo de nicotina del tabaco por otra aportación que alivie el síndrome de abstinencia. Entre los más conocidos tenemos: Chicles, parches y comprimidos, entre otros. Podemos obtener más información de los mismos aquí.
Por otro lado, la OMS prepara para el 31 de mayo de 2016 el DÍA MUNDIAL SIN TABACO, donde una de las principales medidas de reducción de la demanda es la preparación para el empaquetado neutro de los productos de tabaco:
 
 
Fuentes consultadas:

Formulario de acceso

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de protección de datos. Acepto las cookies para esta web.