Listar artículos AT-0079/2015

PROMOCIÓN DE LA EMPRESA SALUDABLE

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
El concepto de empresa saludable y su promoción en el espacio común europeo surge de la Declaración de Luxemburgo, resultado final de la reunión mantenida por los miembros de la Red Europea para la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo en noviembre de 1997 en la capital del pequeño país europeo. La citada declaración de intenciones se fundamentaba en la promoción de la cultura de la salud en el seno de la empresa y en el intercambio de experiencias empresariales, mediante tres pilares fundamentales:
  • La mejora de la organización y las condiciones de trabajo.
  • La promoción de la participación activa de los trabajadores.
  • El fomento del desarrollo individual del trabajador.
 

¿Qué entendemos por Empresa Saludable?

La Organización Mundial de la Salud escribe: “La riqueza de las empresas depende de la salud  de los trabajadores.” 
Esta misma organización define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Si esta definición la llevamos al ámbito laboral, la definición de la OMS de un entorno de trabajo saludable es la  siguiente: 
Un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los trabajadores y el personal superior colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones establecidas sobre la base de las necesidades previamente determinadas: 
  • Temas de salud y de seguridad en el entorno físico de  trabajo;
  • Temas de salud, seguridad y bienestar en el entorno psicosocial de trabajo, con inclusión de la organización  del trabajo y de la cultura laboral;
  • Recursos de salud personal en el lugar de trabajo, y
  • Maneras de participar en la comunidad para mejorar la  salud de los trabajadores, sus familias y otros miembros  de la comunidad.
Por lo tanto, basándonos en estas definiciones estaríamos en disposición de decir que una Empresa Saludable es un modelo de acción que consigue mejorar la salud de los trabajadores y viceversa.
El punto de partida para conseguir una Empresa Saludable está tal vez en la promoción de hábitos saludables en las empresas, promoción de la salud en el trabajo. 
En la declaración de Luxemburgo, los miembros de la ENWHP (Red europea de promoción de la salud en el trabajo) consensuaron la definición de promoción de la Salud en el trabajo  como:
"Aunar los esfuerzos de los empresarios, los trabajadores y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo".
¿Qué beneficios conlleva una empresa saludables?
  • Mejora la calidad de vida de las personas.
  • Hace a la organización más productiva, ya que entre otros aspectos reducirá el absentismos laboral y aumentará la capacidad de sus trabajadores para recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro.
  • Genera un ambiente más satisfactorio de trabajo: Fomentando la motivación, incrementando el sentido de pertenencia, contribuyendo a retener el talento, mejorando el clima laboral …
  • Potencia la Responsabilidad Social Empresarial transmitiendo una imagen de empresa comprometida con las personas y la sociedad
  • Genera  un amplio retorno de la inversión (ROI). Al igual que existen ya hace algún tiempo estudios acerca de los costes de la no prevención, son cada vez más frecuentes los estudios y bibliografía  sobre el retorno que generan las acciones de promoción de la salud (por cada euro invertido en programas de salud en el trabajo se genera un retorno de la inversión de entre 2,5 y 4,8 euros en absentismo y de entre 2,3 y 5,9 euros en costes de enfermedad).
Sin duda alguna cuando hablamos  de empresa saludable estamos hablando de empresas que ya cumplen con la legislación en Seguridad y Salud pero que quieren ir más allá, son conscientes de la importancia y el valor estratégico que aporta el bienestar de su personal, de que su preocupación por la seguridad y salud de sus trabajadores se volverá recíproca, esto es, los trabajadores se sentirán más ligados a la empresa, aumentando su productividad y obteniendo una ventaja competitiva en el mundo empresarial.
 
Siempre que quieran aplicarse programas de Promoción de la Salud en el Trabajo (PST),  la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo hace las siguientes recomendaciones:
  • No tiene sentido aplicar un programa de PST sin ofrecer al mismo tiempo un lugar de trabajo seguro y saludable. La PST se basa en una cultura saludable que, en primer lugar, requiere una adecuada gestión de los riesgos.

  • La PST va más allá de los requisitos legales, se basa en acciones voluntarias por ambas partes.

  • La PST sólo puede tener éxito si se integra como un componente permanente en todos los procesos empresariales.

  • La PST exige el compromiso activo de ambas partes: la empresa, con la oferta de unas condiciones organizativas y medioambientales saludables, y los empleados, que deberán implicarse activamente en los programas.

  • El estilo de vida es cosa del trabajador. Es posible alentarle, pero jamás obligarle a modificar su comportamiento, salvo que resulte nocivo para otras personas.

  • La participación en actividades de PST es voluntaria, si bien debe tener en cuenta que adoptar un modo de vida saludable redunda sobre todo en el propio beneficio.

 
Fuentes:
http://www.who.int/occupational_health/healthy_workplaces_spanish.pdf.
http://www.empresaysalud.com/
http://www.e-saludable.com/empresa-saludable/el-modelo-de-empresa-saludable-un-modelo-posible-tambien-para-las-pymes/

Formulario de acceso

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de protección de datos. Acepto las cookies para esta web.